La primera iglesia de Barva pudo haber sido construida entre 1568 y 1575, en honor a San Bartolomé, y se encuentra ubicada donde existió un cementerio indígena. Durante un período no determinado se sabe que la iglesia honró a la Virgen de la Asunción, y no fue hasta 1888 que se volvió a honrar a San Bartolomé. El gobernador Miguel Gómez de Lara, en los años de 1681 a 1693, hizo edificar una iglesia de adobes. Los doctrineros franciscanos que estuvieron en Barva a principios del siglo XVIII, fueron los frailes Fernando Ortiz, Antonio Agüero y Francisco Guidiño.

 El terremoto de 15 de febrero de 1772 derrumbó el convento de Barva, dejando en mal estado la iglesia. La antigua iglesia de Barva de gruesas paredes de adobe, estuvo situada al costado noroeste 

del actual templo. Esta edificación quedó totalmente en ruinas por el terremoto del 30 de diciembre de 1888. La presente parroquia está ubicada en el sitio donde según parece existió en época muy antigua un cementerio indígena, ya que se han extraído numerosos objetos fabricados por los aborígenes.

La construcción del nuevo templo parroquial, se inició con la colocación de la primera piedra, el 9 de febrero de 1867, realizada por Monseñor Anselmo Llorente y Lafuente, primer obispo de Costa Rica. Esta obra fue consagrada el 11 de agosto de 1891 por Monseñor Bernardo Augusto Thiel Hoffman, segundo Obispo de Costa Rica. La iglesia de Barva desde su fundación fue dedicada en honor a San Bartolomé. Años más tarde los vecinos en cabildo abierto eligieron por patrona a la Virgen de la Asunción, pero después del terremoto de 1888, San Bartolomé fue restaurado como patrono del cantón.

¡Hola! Puede escribirnos a nuestro WhatsApp en horario de oficina: lunes a viernes de 8 a.m. a 12 m.d y de 1 p.m. a 5 p.m. y sábados de 8 a.m. a 11 30 a.m.
Powered by